Cómo salir al monte con calor

Cómo salir al monte con calor

Precauciones y consejos para ir la montaña en verano

Amalia Calvo | 11 jun 2022

Ahora que llega el verano, el cuerpo nos pide hacer planes para salir a disfrutar del aire libre. Pero ojo, el sol y el calor se pueden convertir en nuestros peores enemigos durante la jornada si no tenemos precaución y nos protegemos adecuadamente, ya que podemos sufrir una insolación o golpe de calor.

Estas son algunas medidas y precauciones a tener en cuenta para tus rutas de verano:

1. Busca rutas con sombra.

Siempre que puedas, elige una ruta donde haya zonas de sombra tipo bosque y/o zonas con agua en las que puedas refrescarte a lo largo del recorrido. Los días de más calor evita los lugares poco arbolados y con poca vegetación, en estos enclaves el suelo y el ambiente acumulan mucho calor y esto puede hacer especialmente desagradable la jornada.

2. Cuida los horarios.

Realiza la ruta durante las horas más frescas del día (por la mañana temprano, siempre que sea posible) y evita las horas centrales, que son las más calurosas.

3. Ojo a las altas temperaturas.

Si la temperatura es mayor de 30ºC hay que extremar las precauciones, pero si supera los 35ºC es mejor cambiar el plan e irse a pasar el día a remojo (esta situación constituye un riesgo extremo).

Atención también en ambientes muy húmedos ya que se transpira mucho más y el sudor, que permanece líquido, no puede ser eliminado, aumentando el riesgo de sufrir un golpe de calor.

4. Lleva el equipo adecuado.

En estos días no puede faltar:

  • Protección solar

  • Gorra (a ser posible que tape el cuello)

  • Agua en exceso (mínimo 2 litros para una salida de media jornada, atención si confías en rellenar tu botella durante el recorrido porque en verano las fuentes pueden estar secas) 

  • Alimentos ricos en sales minerales (al sudar se eliminan muchas sales que hay que ir reponiendo). 

  • Ropa de color claro, ligera y un poco holgada que permita evaporar el sudor y ventilar adecuadamente nuestro cuerpo. 

5. Durante la marcha. 

  • Protégete de la radiación con crema y cúbrete bien la cabeza, el cuello y la cara (zonas más sensibles a la temperatura). 

  • Hidrátate con frecuencia aunque no tengas sed  y ve reponiendo las sales minerales. Puedes rociarte o pulverizar agua sobre tu piel y abanicarte para refrescarte de vez en cuando.


Evita:

  • Tomar bebidas con azúcares, cafeína o alcohol. 

  • Beber agua muy fría y de manera rápida. 

  • Lanzarse de golpe a una masa de agua (puede provocar un shock térmico, a la hora de tomar el baño se debe entrar poco a poco). 

  • Llevar la piel expuesta a la radiación solar (ir sin camiseta, en bikini, etc). 

  • Empapar tu ropa para seguir la marcha (moja la piel y obstruye la ventilación).